‹ Eventos
Eventos »
 
Bogot Septiembre 20 de 2020
20 Septiembre se celebra 100 años de la muerte del nuestro Benefactor Lorenzo Cuellar Molina

Al conmemorarse este domingo 20 de septiembre de 2020, 100 años de su muerte; que mejor oportunidad para destacar sus excelentes condiciones de trabajador infatigable y exitoso empresario, además de su profunda sensibilidad ante la pobreza y el desarraigo de los seres humanos.

 

Al conmemorarse este domingo 20 de septiembre de 2020, 100 años de su muerte; que mejor oportunidad para destacar sus excelentes condiciones de trabajador infatigable y exitoso empresario, además de su profunda sensibilidad ante la pobreza y el desarraigo de los seres humanos.

Nació el 10 de agosto de 1840 en Pitalito, Huila, punto de convergencia de las rutas comerciales creadas por la exportación del caucho y la quina.

Descendiente de una familia de profundas convicciones cristianas y formado dentro de la disciplina del trabajo, ingresó a ese grupo de colombianos que iniciaron la colonización de la selva amazónica, explotación del caucho, del quino, del café y la ganadería. Su destacada labor como exportador lo colocó en los primeros puestos de la actividad económica nacional. Compartió sus conocimientos en esas materias con el General Rafael Reyes, con quien le unieron lazos de amistad. Conoció como el que más las limitaciones de nuestra incipiente cultura y los núcleos de pobreza y abandono que iban extendiéndose por las ciudades y los campos.

Desde siempre tuvo la idea de fundar una Institución, para acoger en ella y dar educación a los niños desamparados, o huérfanos, e impulsar en ellos la educación para así ayudar a la juventud colombiana. Esto fue una realidad con el Instituto Cristiano de San Pablo, han pasado 119 años de la firma de su Testamento, y quienes han sido depositarios de la confianza de Don Lorenzo en la administración de este legado, podrán con orgullo decirle a la posteridad cuantos hombres y mujeres cumplen hoy la voluntad de su fundador.

Nosotros quienes fuimos protegidos por dicha Institución somos el resultado del legado de Don Lorenzo Cuéllar Molina, niñas y niños que hoy somos abuelos le debemos todo a la Fundación Instituto Cristiano de San Pablo.  Allí nos dieron dormida, comida, vestido, estudio, cariño, amor y la formación cristiana que nos ha acompañado toda la vida. Hoy somos hombres y mujeres de bien con hijos y nietos que le servimos a la sociedad y a la patria.

 

 
 
 
 
 
REGRESAR